La ausencia reflejada en los espacios vacíos en Ida de Pawel Pawlikowski

Por: Karla Daniela Oceguera, y Alberto Alatorre Angulo

Introducción

…seguimos mirando a través de los cristales de una época, buscando los destellos inteligibles de un mundo cada día más ajeno e inabarcable. Igual que en el principio de los tiempos, una vez que el último dios ha partido, nos reencontramos de nuevo con el Verbo, con el Verbo desnudo, como Juan el Evangelista. Incansablemente buscamos el Misterio detrás de las palabras, para terminar comprendiendo luego que ellas son solo un rastro, el eco de un vacío que nos acompaña desde siempre (Colorado: 2012).

A través de la escritura, podemos llegar a una relectura de las cosas. Una forma de análisis que nos permite ir más allá de la forma. Se deconstruye un todo, para identificar aquellos códigos y elementos que le conforman, en la búsqueda de resolver el misterio. Un proceso similar se lleva a cabo al momento de ver una película. El conjunto de imágenes, sonidos y elementos visuales, nos transmiten significados que es posible desentrañar con el fin de lograr una mirada que vaya más allá. Dentro de este análisis nos vimos con el atrevimiento de destripar la ganadora del Oscar: Ida de  Pawel Pawlikowski.

En la narrativa de la película, la ausencia de personas es un tema por mucho importante. Los padres de Ida, al igual que el hijo de Wanda, denotan su existencia por el hecho de que ya no están ahí, pero que en algún momento lo estuvieron. Como una foto familiar, en el que desaparecen los padres, dejando sólo a un hijo. En la fotografía sigue habiendo un espacio dedicado a ellos, pero no hay nadie que cubra su lugar. De igual manera sucede en la cinta.

La falta de individuos no sólo está reflejado en la historia, es decir, en el fondo de Ida. También se encuentra en la forma de la cinta. La intención de este ensayo, entonces, es encontrar y describir la manera en la que es representada la ausencia en la forma de la película, más específico, en las imágenes. La pregunta de investigación es, pues, ¿De qué manera se refleja por medio de la imagen la ausencia en Ida, de Pawel Pawlikowski?

Nuestro objeto de estudio son las imágenes de la película. Como no es posible hacer una lectura detallada de todo el film, o, al menos, no estamos actualmente en condiciones para hacer un análisis tan extenso (esto es una broma, por cierto), hemos decidido que nuestro análisis en específico lo haremos de una secuencia en particular. La secuencia, que creímos más apta y representativa del tema, abarca del minuto 38:22 hasta el 45:41.

Nuestro objeto de estudio, para definirlo de una manera más clara, son las imágenes de la secuencia que hemos denominado “Szimon mal pedo”, que abarca el tiempo previamente mencionado.

Ahora bien, nuestra hipótesis guía sugiere que la composición de imágenes en Ida es uno de los elemento en los que se percibe con mayor claridad la ausencia. Ya sea el aire que contienen los planos, la fragmentación corporal de los cuerpos, el enfoque en los rostros o el espacio que ocupan los personajes dentro del cuadro, constantemente se percibe un ambiente austero y nostálgico que, desde nuestro punto de vista, representa las propias ausencias en los personaje.

Con base en estas ideas nuestros objetivos de análisis se concentran en:

  • Analizar la forma de los planos de la secuencia “Szimon mal pedo”, identificando aquellos elementos que representen de alguna manera la ausencia.
  • Analizar la manera en la que forma y fondo se complementan para la representación de la ausencia.

 

Contextualización del film

Pawel Pawlikowski vivió hasta los catorce años en Polonia, un año más tarde se mudó junto con su madre a Inglaterra, en donde comenzó su carrera como cineasta. Es reconocido por varios documentales y la realización de Last Resort (2000) y My Summer Love (2004) las cuales fueron ganadoras del BAFTA, así como en otros festivales de cine Europeos. Ida, ganadora al Oscar como mejor película extranjera y su quinta ficción, fue su primer película polaca, recreando los recuerdos de su infancia sobre este nostálgico país y la estética del cine de Europa del Este de los años sesenta (Gross:2015). Tanto las locaciones, elenco, así como parte del crew son polacos, recibiendo apoyo directo del Instituto Polaco de Cine. El guión original es una obra inglesa escrita por Pawlikowski y Rebecca Lenkiewicz. La primer versión del guión se titulaba Sister of Mercy, originalmente escrito en inglés.  Posteriormente fue traducido al polaco por Pawlikowski, versión que fue filmada (Pawlikowski:2014).

El personaje de Wanda Cruz está basado en Helena Wolińska-Brus, una importante fiscal militar en Polonia durante la posguerra, que al igual que Wanda fue sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial y miembro de la resistencia comunista (Fuller:2014). Se conocieron con Pawlikowski a mediado de 1980 en Inglaterra, ella emigró desde 1971. Pawlikowski quedó asombrado con lo paradójica que podía llegar a ser Wolińska-Brus, mostrando una sincera calidez pero al mismo tiempo una estricta postura estalinista, por lo que durante años trató de construir un personaje que llegará a la altura de esta contradictoria mujer (Levine:2015).

En cuanto al personaje de Anna/Ida hubo varios contratiempos antes de encontrar a la actriz indicada. Finalmente se decidió que Agata Trzebuchowska interpretara el papel, a pesar de no contar con experiencia ni tener interés por la actuación (Gross:2015).

La fotografía estuvo a cargo de Łukasz Żal y Ryszard Lenczewski, siendo este último el fotógrafo de Pawlikowski desde el 2000 con la película de Last Resort. La fotografía del film es uno de los elementos más representativos y aplaudidos por la crítica en general. Grabada en blanco y negro en 4:3, la fotografía hace referencia a los filmes polacos de los años sesenta. Así pues, se decidió este formato debido a que se deseaba crear una especie de incertidumbre en el espectador por medio de una forma poco convencional (Heuring:2014).

Durante rodaje una tormenta de nieve interrumpió la producción por dos semanas, la cuales fueron utilizadas para la búsqueda de nuevas locaciones, ensayos y trabajar en el guión, que finalmente ayudaron a una mejor cohesión del filme, de acuerdo con el director (Gross:2015).

Ida fue editada por Jaroslaw Kaminski, un veterano del cine Polaco. A excepción de la escena final, la película no cuenta con una banda sonora. El soundtrack completo del filme es música diegética ya sea de la colección musical de Wanda o la música pop polaca.  De acuerdo con Pawlikowski:

“The only piece of music that is non-ambient (from outside the world of the film – that is not on the radio or played by a band) is the piece of Bach at the end. I was a bit desperate with the final scene, and I tried it out in the mix. It’s in a minor key, but it seems serene and to recognize the world and its complexities.” (Stein:2014).

Ida fue bien recibida por las críticas, especialmente por su guión y fotografía. Aplaudida por sus poco convencionales encuadres y sus contrastes en blanco y negro, el filme se introduce en un pasado austero y nostálgico, que aún muestra los fantasmas de la guerra, confrontando el pasado con el presente, lo nuevo con lo viejo, lo vivo con lo muerto. David Denby (2014) de The New Yorker la llamó “a compact masterpiece”. Así pues, ambas actrices fueron reconocidas por sus actuaciones, que se centraban principalmente en su expresión facial, lo cual resulta fascinante.

A pesar de que la mayoría de las críticas sobre la película resultan positivas, después de su estreno hubo algunas controversias respecto a la imagen de la relación entre cristianos y judíos que se representa en el filme. Algunas personas cuestionaron el tacto con el que se presenta el contexto, de una manera tan implícita. Así mismo, el personaje de Wanda fue bastante discutido debido a un supuesto estereotipo judío que se representa en la película.

Más de 500.000 personas vieron la película en Francia, colocándose como la película polaca más vista en la historia en ese país, ganando aproximadamente $3,2 millones. En América del Norte se aproxima una ganancia de $3.8 millones de dólares, mientras que en polonia recuperó aproximadamente $0.3 millones y en Alemania menos de $0.1 millones.

 

Ficha técnica de la película

Género: Drama

Año: 2013

País: Polonia | Dinamarca | Francia | UK

Duración: 84 min.

Idioma: Polaco

Dirección: Pawel Pawlikowski

Guión: Pawel Pawlikowski Y Rebecca Lenkiewicz

Producción: Eric Abraham, Piotr Dzieciol y Ewa Puszczynska

Fotografía: Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski

Música: Kristian Eidnes Andersen

Sonido:  Michael Dela

Montaje: Jaroslaw Kaminski

Protagonizada por:

Agata Trzebuchowska como Anna/Ida

Agata Kulesza como Wanda

Dawid Ogrodnik como Lis

Adam Szyszkowski como Feliks Skiba

Jerzy Trela como Szymon Skiba

Sinopsis

Antes de realizar sus votos, Ana, una joven novicia, debe conocer a su único familiar vivo, su tía, Wanda Gruz (Agata Kulesza), una antigua jueza del partido comunista, conocida como Wanda la Roja. A través de su tía, Ana descubre sus raíces judías, el paradero de sus difuntos padres e incluso su verdadero nombre. Juntas emprenden una búsqueda de sus raíces familiares, redefiniendo a su vez sus propias identidades.

Metodología

Para llevar a cabo nuestro análisis se decidió dividir la película en doce secuencias, las cuales se analizaron individualmente por medio de un decoupage, en el cual se describa y consideraba distintos elementos para la relectura de la pieza cinematográfica, tomando en cuenta desde la composición de imágenes, el montaje, la relación con el sonido así como los valores en cada una de ellas.

A partir de estas secuencias se eligió una en específico que, desde nuestro punto de vista, englobe la mayor cantidad de características y elementos posibles que puedan servir para el desglose de nuestro análisis, la sustentación y ejemplificación de nuestra hipótesis. La secuencia seleccionada la hemos denominado “Szimon mal pedo”, la cual transcurre del minuto  38:22 hasta el 45:41. Esta secuencia consta de 23 planos únicos o importantes, que hemos traducido en 23 imágenes, que colocaremos para analizar cada una por separado.

Para el análisis, se identificaron cada uno de los planos que conforman la secuencia, para posteriormente analizarlos aisladamente. Los planos en los cuales se repetía el posicionamiento de la cámara y el encuadre fueron tomados como uno mismo, ya que funcionaban como correspondientes. Se tomó en cuenta el aire alrededor de los personajes, el encuadre, la composición, la posición de los personajes, el espacio en el que se encuentran los personajes, así como el contraste, el uso de luces, neblina y punto de interés focal.

A partir de esta disección formal, se propondrá una relación entre la forma y el fondo, centrándonos en el tema de la ausencia, el vacío y/o la austeridad.  

Análisis

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.00.16 p.m.

  1. En el plano, vemos a Wanda Gruz tratando de abrir la puerta de Szimon, el presunto asesino de los padres de Ida. Al no encontrarlo, trata de abrir la puerta con un instrumento para maquillar.

Wanda está al centro de la imagen, tendiendo más al extremo izquierdo del cuadro. Ella es el punto focal de la imagen, y la acumulación de grises en su ropa, sobre todo su pañuelo de cabeza hacen que contraste contra el fondo y  que sobresalga en la imagen. El plano no tiene movimiento, y se mantiene en pantalla por 27 segundos.

El personaje se encuentra en el primer plano del cuadro, y es el único cuerpo importante en la toma. Está sola en ese espacio, y el fotógrafo la captura de tal manera que tiene mucho espacio tanto arriba como detrás de ella, aunque no sólo en su nivel. Todo el fondo de la imagen también es carente de personas. Esto va en contra a las convenciones de la colocación de aire convencionales, que pide que se coloque el espacio vacío frente a la mirada de los personajes. Esto puede indicar que los personajes tienen alguien en su pasado que han perdido. Es decir, alguien que ya no está, que pertenece a una vida pasada del personaje.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.01.26 p.m.

2. Este plano muestra a Ida esperando afuera del edificio, mientras espera a Wanda. Los edificios alrededor suyo son antiguos y austeros, están demacrados y sucios. Esto contrasta un poco con la ropa de Ida, que, aunque se muestre como una sombra de gris similar a la del edificio al fondo, es pulcra y más nueva.

Ida se encuentra en el primer plano. Se mueve dentro del espacio, pero siempre se mantiene en el cuadrante inferior derecho de la imagen. En un momento, Wanda aparece, y ella se coloca más al centro de la parte inferior. Fuera de estas dos personas, y un señor que aparece en la imagen como por un segundo y luego desaparece, no hay nada más que sea importante en la imagen. Todo lo demás es aire, espacio vacío, que se encuentra arriba, a la izquierda y detrás de los personajes. Del lado izquierdo hay una pared, fuera de foco, que provee de un marco a la imagen. El emplazamiento aparece en la película por 28 segundos.

El espacio detrás de Ida, y la presencia de la bicicleta estacionada, sola, nos da la sensación de abandono. Parece que el personaje está en soledad. Esto se complementa en la narrativa, no tiene familiares, aparte de Wanda, claro. Ida no tiene a nadie, y no tiene ni siquiera recuerdos de sus padres.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.02.22 p.m.3.Wanda está delante de Ida, que está fuera del cuadro. Intenta prender un cigarro, pero no puede prender el cerillo, o lo prende y se apaga con el viento. Wanda se nos muestra agitada, con un poco de desesperación.

Wanda, como anteriormente, aparece en el extremo izquierdo de la imagen. Ella es el centro focal, y contrasta, resaltando, con el fondo, principalmente por su abrigo oscuro, y su pañoleta. Su mirada es hacia abajo, no hacia donde está su sobrina. El aire en esta imagen está un poco arriba de ella, pero, más que nada, al lado derecho de la imagen. A la dirección de su mirada, pero detrás de ella, no hacia el frente. Wanda está en el primer plano, no hay nada en el fondo del cuadro. Este plano dura 20 segundos. El cambio sucede al momento que Wanda voltea rápidamente a ver a los ojos a Ida.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.03.52 p.m.

4. Este es un plano rápido, de cinco segundos, del rostro de Ida. A diferencia de Wanda, que ve al piso, Ida ve a su tía directamente a los ojos. Este contraste complementa un cambio dentro de la narrativa, en el que Ida obtiene un papel más de protagonista. Anteriormente, Wanda tomaba todas las decisiones, mientras que Ida sólo observaba. A partir de aquí, Ida comienza a hablar más, mientras que Wanda cada vez dice menos.

Ida es el centro focal de la imagen. Se encuentra en el centro de la imagen, tendiendo a la derecha. El espacio vacío se encuentra, de nuevo, detrás, a la izquierda y arriba de Ida. La iluminación, de lado de Ida es lo que provoca el contraste, su ropa y rostro se muestra como igual que el fondo, aunque más liso, mientras que el fondo está más sucio y lleno de pequeños agujeros.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.04.07 p.m.

5. Otro plano pequeño, de seis segundos. Aquí vemos a Wanda, de nuevo distraída y pensativa. De nuevo voltea al piso, y tiene un cigarro encendido en la mano. El humo pasa por enfrente de su rostro. El cuadro funciona como una transición de una a otra escena. Antes que un plano de establecimiento, la vemos a ella. Es un establecimiento de los sentimientos del personaje.

Wanda, a diferencia que en la escena anterior, se encuentra al centro, pero ahora a la derecha de la imagen. Ahora no se encuentra en el primer plano. Más bien, está en un segundo plano, delante de la pared, que bloquea el fondo, o, mejor, que es el fondo del encuadre. El personaje sigue siendo el punto de enfoque, la pieza de puerta que está delante se encuentra fuera de foco. De nuevo, contrasta con el resto de la imagen, blanca, por su abrigo, gris oscuro o negro.

En este cuadro, el aire se encuentra del lado izquierdo de ella, además de arriba. Aquí ya no está detrás. Esto puede simbolizar que su pasado, la pérdida de sus familiares, que antes se encontraba detrás de ella, los recuerdos reprimidos, ahora han vuelto, y se encuentran presentes los recuerdos en Wanda.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.04.22 p.m.

6. El emplazamiento de esta este plano igual que el anterior. El ángulo en el que vemos a Wanda es el mismo que anteriormente, y su cara está en la misma posición. El plano es un establecimiento del hospital. En el cuadrante de abajo a la derecha se encuentra un hombre que observa a Wanda. El plano dura 32 segundos.

En este cuadro hay mucho menos espacio vacío que en los anteriores. Las puertas, el hombre y las ventanas llenan la imagen, de una manera muy poco convencional, al menos hablando de esta película. Wanda ahora está en el fondo de la imagen, aunque sigue destacando por su abrigo. Con el cambio de distancia, el personaje está en el centro del lado inferior de la imagen.

Wanda aparece separada del resto del plano. No sólo por el abrigo, aunque es un elemento muy importante. Su actitud y sus acciones crean un efecto de distanciamiento entre el personaje en su entorno. Esto complementa la narrativa, pues Wanda, en este momento, se encuentra perdida en sus recuerdos, y sus memorias.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.05.32 p.m.

7. Este cuadro, con una duración de 12 segundos, es un close up muy cercano a Wanda. Su cabeza está en la misma posición que antes, viendo hacia abajo, con algo de su cabello cayendo sobre su cara. Su expresión denota concentración, y asertividad.

Wanda ha regresado a su posición anterior. El hecho de que esté, de nuevo, a la izquierda de la imagen indica que su posición como líder de la manada también a vuelto. El aire se encuentra arriba y a la derecha de con ella. El espacio detrás de ella, simbolizando la pérdida histórica de su familia, también está de regreso. Wanda, aquí, es el punto de enfoque, y sobresale, principalmente, por eso.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.06.08 p.m.

8. Éste es el primer plano en el que vemos a Szimon, el que cuidó y tal vez pudo haber matado a los Lebenstein, en toda la película. También es uno de los pocos en los que aparece. El cuadro funciona como un contraplano en la interacción con Wanda. El personaje, Szimon, aparece como un viejo, senil y bastante perdido, que no parece recordar nada muy bien. Y que resulta inútil para lo que nuestras heroínas quieren descubrir.

En el cuadro, Szimon aparece en la esquina inferior derecha, opuesto a la posición de Wanda. La cámara está enfocada en su rostro, que, aunque resalte al resto de las cosas que aparecen en la imagen, no contrasta tanto. El aire en esta imagen existe arriba y a la izquierda. Sin embargo, a diferencia que las de Wanda e Ida que hemos analizado, no hay aire detrás de Szimon. Esto puede simbolizar que él no tiene una pérdida tan grande en su pasado, o, simplemente, no recuerda el pasado suyo, lo que hizo, o pudo haber hecho, y, para él, no existe. Szimon, entonces, puede simbolizar al pueblo polaco en general, posterior a la segunda guerra mundial, que no quiere recordar las atrocidades que sucedieron en el país.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.06.49 p.m.

9. Al final del plano anterior, Ida comienza a hacer los cuestionamientos a Szimon. Tras eso, regresamos a las protagonistas de la historia, y vemos que, al contrario de como se nos mostró, Wanda está a la izquierda, e Ida está a la derecha. Además, la postura de los personajes nos deja ver claro quién está realmente a cargo de la situación. Es Ida, por si no queda claro. Ida es la que está a cargo.

El plano dura 25 segundos. La imagen está compuesta por dos partes, y está dividida a la mitad, por los personajes. Cada una tiene un lugar. Ambas están en el primer plano, son el punto de enfoque, y sobresalen por su ropa y accesorios, Wanda un poco por su cabello. En la imagen hay varios elementos, pero ninguno es de mucha importancia. El aire se encuentra en todo el rededor de ellas, tanto arriba, como a los lados, y por detrás. El nivel de aire de la imagen aumenta por mucho cuando comienzan a hablar de los Lebenstein, la familia a la que ambas pertenecen, muertos por el holocausto. Su ausencia se hace notar más con el espacio vacío.

Captura de pantalla 2015-12-04 a las 11.11.26 a.m.10. De nuevo el rostro de Szimon. Está hablando de los Lebenstein, pero sólo habla de cosas buenas. O no sabe que alguien los mató, o no tiene remordimiento alguno por haberlos matado. Aquí está hablando con Ida, la está viendo directamente. Esto hasta que Wanda lo acusa de asesinato, en este momento abre los ojos, y la observa a ella.

En el cuadro, Szimon aparece en la esquina inferior derecha, opuesto a la posición de Wanda. La cámara está enfocada en su rostro, que, aunque resalte al resto de las cosas que aparecen en la imagen, no contrasta tanto. El aire en esta imagen existe arriba y a la izquierda. Sin embargo, a diferencia que las de Wanda e Ida que hemos analizado, no hay aire detrás de Szimon. El cuadro dura once segundos.

1Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.07.47 p.m.1. Un plano rápido, de cinco segundos, de un close up a la cara de Ida, sorprendida por lo que acaba de decir su tía. En él, Ida aparece en la posición en la que se nos mostró a Wanda hace cuatro cuadros. Es decir, a la izquierda, tirando para abajo. Ella, sin embargo, está viendo no hacía abajo, pero a la izquierda, en donde está su tía.

Hasta eso, este cuadro es bastante convencional. El aire está a la derecha del personaje, hacia donde está observando. Sin embargo, el aire detrás y arriba siguen ahí, el símbolo, como lo hemos señalado anteriormente, de la pérdida de los padres.
Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.08.04 p.m.12. Un plano casi idéntico al plano siete. La diferencia casi única, tanto en el emplazamiento, como en la posición, la iluminación, contraste, etc… es la cara de Wanda. Está un poco más cerca, su rostro más grande. Su expresión, aunque aún siga denotando rigidez, parece más triste que antes. Cambia más cuando nos enteramos de la existencia de un niño, de su hijo pequeño, que murió con los Lebenstein.

El plano dura 21 segundos. Con las revelaciones en la narrativa, el espacio vacío adquiere un significado muy distinto. La pérdida de su hermana se convierte en la pérdida de su hermana y de su hijo, que es mucho más grave, una ausencia mucho mayor para el personaje. A partir de este momento vemos mucho más triste a Wanda, el recuerdo de su hijo parece estar siempre presente en su mente.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.08.51 p.m.13. El plano, de 12 segundos, es el mismo de Szimon, en su cama, aterrorizado por lo que Wanda le acaba de decir. Parece que no se acordaba de esto, y, al escucharlo, comienza a sufrir. Es un viejo enfermo y senil, después de todo. Parece que su cerebro ya no es capaz de procesar tanto estrés.

En el cuadro, Szimon aparece en la esquina inferior derecha, opuesto a la posición de Wanda. La cámara está enfocada en su rostro, que, aunque resalte al resto de las cosas que aparecen en la imagen, no contrasta tanto. El aire en esta imagen existe arriba y a la izquierda. No hay aire detrás de él.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.09.22 p.m.14. El rostro de Wanda denota más sufrimiento, va subiendo el sufrimiento gradualmente, que acaba con ella agachando la cabeza, y con Ida ayudándole a salir del cuarto de hospital, porque ya no aguanta.

En el cuadro, que tiene una duración de 33 segundos, Wanda se coloca en la esquina inferior izquierda de la imagen. Mientras Wanda baja más la cabeza, el espacio vacío se apodera más del espacio en el cuadro. La ausencia, que, ahora sabemos, es de su hijo, se hace cada vez más evidente, al igual que en la narrativa. Este plano sirve como transición a la siguiente escena, fuera del cuarto de  hospital.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.10.00 p.m.15. Este plano, que dura 15 segundos, es un acercamiento, muy a detalle, del rostro de Wanda, y sus manos, mientras se echa agua en la cara. La manera en la que lo hace, cómo se talla la cara, pareciera que se está tratando de despertar, o de quitar las lágrimas de la cara. El encuentro con Szimon la ha dejado perturbada.

Este cuadro sobresale sobre el resto, pues aquí el aire es mucho menor que los personajes. Aquí, Wanda ocupa más de la mitad, su cabello acaba de ocupar el resto, haciéndole un interesante marco a la imagen. El rostro es el punto de enfoque, y es este el que crea un contraste , con la sombra que encubre al rostro sobre el fondo, que es un gris neutro sólido.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.10.27 p.m.16.Este plano nos muestra a Ida y a Wanda, sentadas en un cuarto, que no sabemos en dónde está. Ambas están en el cuadrante derecho inferior de la imagen. Ida tiene su brazo alrededor de Wanda, que, con un rostro triste y desconcertado, le platica a ella sobre su hijo. Aquí sabemos la razón por la que lo dejó con los padres de Ida, y el hecho de que se siente muy culpable por haberlo dejado para luchar por una causa por la que ya no cree. Wanda siente que luchó en vano, y que, a parte, por eso está muerto su hijo.

La posición de Wanda en la imagen denota su importancia dentro del cuadro, es su historia la que está siendo contada, aunque Ida esté a cargo de la situación. Pues asumió la posición de cuidadora de su tía. Este es un momento de cambio importante. Pues, a partir de este momento, Ida es la que se va a encargar de hablar, preguntar, hacer. Wanda se va a volver mucho más pasiva ahora, observando, durmiendo, tomando, entre otras cosas.

Los dos personajes comparten el primer plano. Ambas son el punto de enfoque, y sobresalen, creando un contraste, por el color de su ropa. El aire se encuentra alrededor de ellas, aunque en este caso no tanto detrás de ellas. La ausencia, como en el cuadro de Wanda en el hospital, está más presente que nunca, pues Wanda está hablando de su hijo. El plano dura 42 segundos.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.14.11 p.m.17. En este cuadro se nos muestra a una Wanda desgastada; cansada por el trauma y los recuerdos de su hijo ausente, y, posiblemente, un poco ebria también, pero se entiende. Ida la mete en la cama, para que se duerma, aún con la ropa de día puesta, collares y aretes incluidos. Ida, en su rol de cuidadora, y de figura de responsabilidad, se preocupa de que su tía duerma bien.

Wanda se encuentra en el centro de la imagen, su cuerpo colocado hacia la derecha del cuadro, en el primer plano de la imagen, es el punto focal del cuadro. Ida se encuentra en la esquina superior izquierda, aunque sólo vemos sus manos y su collar, colgando de su cuello. Su sombra se refleja en la pared del cuarto de hotel, iluminada por la luz de la calle.

El aire, en esta imagen, se encuentra del lado izquierdo y arriba del primer plano, y detrás de Wanda. El aire de la ausencia se corta aquí con la presencia de la sombra de Ida, además, cuando Ida termina de acurrucar a su tía, cierra la puerta del baño, que elimina algo de aire del cuadro. Esto puede representar que Wanda no está tan sola como se siente en este momento. La ausencia de su hijo es contrarrestada hasta cierto punto por la existencia de Ida, familiar y posible amiga de Wanda, algo así como una hija postiza, pues. Este encuadre dura 20 segundos.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.14.37 p.m.

18. Una vez que Ida se asegura de que Wanda está a salvo, se coloca frente a la ventana, no a observar el pueblo. Más bien, Ida, colocada a contraluz, se queda viendo a su tía.

Ida está en el primer plano de la imagen, en el cuadrante inferior derecho del cuadro. Como ya hemos señalado, se nos muestra a contraluz, su cara y vestimenta oscura, mientras que, detrás de ella, la ventana proyecta luz al cuarto. Si lo pudiéramos ver de atrás para adelante, la sombra de Ida se proyectaría sobre la cama de su tía. Ida aquí aparece como el ángel guardián de Wanda.

El aire está, como de costumbre, a la derecha, y arriba de la imagen. No hay tanto aire detrás, pues Ida está colocada justo enfrente de la ventana. Puede esto indicar que Ida no está tan consternada por sus padres ausentes. Posiblemente le preocupa más cuidar a su tía, el presente más que el pasado. Además, se nos ha mostrado que Ida no puede dormir bien, tal vez por esto la escena es así. El plano dura once segundos.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.15.11 p.m.19. Este plano rápido, de nueve segundos, muestra a Wanda dormida. Su rostro denota preocupación. Aún soñando sufre Wanda. De nuevo, su rostro cubre más de la mitad de la imagen, su rostro cubriendo todos menos el cuadrante superior izquierdo. La iluminación la mantiene a oscuras, exceptuando su arete, iluminado por la luz de afuera.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.16.11 p.m.20. Este plano dura diez segundos. Nos muestra a Ida, por detrás, respondiendo la puerta. Del otro lado está el hijo de Szimon, actual dueño de la casa Lebenstein y real asesino de los padres de Ida. El plano termina con Ida cerrando la puerta, saliendo del cuarto a hablar con él.

Un cuadro particular, Ida se encuentra en la esquina de abajo a la derecha. En vez de que la veamos de frente, vemos su espalda, y lo que está de frente es su compañero de conversación. Al hijo de Szimon lo vemos, al menos la parte de su cara que está visible, de frente, al medio de la imagen. El aire cubre la izquierda y arriba de la imagen, alrededor de Ida, y por fuera del cuarto, detrás del hijo de Szimon.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.17.27 p.m.21. Este cuadro dura muy poco, sólo cuatro segundos. Ida, en el pasillo del hotel, espera a que el hijo de Szimon diga cualquier cosa. Su rostro en la esquina inferior a la izquierda del cuadro. En un primer plano, mientras que en el fondo se encuentra el pasillo. Ida tiene la mirada hacia donde está el hijo de Szimon. Se encuentra seria, un poco confrontativa hacia el hombre.

El aire se encuentra de lado derecho de la imagen, al igual que arriba y detrás de Ida. El encuentro con el hijo de Szimon recuerda la temática de la ausencia, y el olvido del pasado,  pero que su presencia está siempre ahí. Esto complementa la narrativa, pues el hijo de Szimon está ahí para decirle a Ida que ya no vaya con su padre, que lo dejen morir en paz, y que, si guardan silencio sobre todo, él los llevará a donde están los cuerpos de sus padres. La ausencia se hace presente, otra vez.

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.17.41 p.m.22. El contraplano del anterior, El hijo de Szimon ve al piso, al contrario de Ida, mientras le pide que se olvide de lo pasado, que nadie puede probar nada, de cualquier manera.

Su mirada hacia abajo, una mirada que quiere evitar el problema, también representa al pueblo de Polonia, tras el fin de la segunda guerra mundial. Más que atacar el problema, lo que se hizo es pretender que nunca existió. La creación de un nuevo espacio, y el abandono del antiguo mundo, que ha sido devastado, sin recolección de que alguna vez pasó algo.
En el plano aparece el granjero, en la parte de abajo, a la izquierda, viendo hacia la dirección de Ida, que es a la derecha del cuadro. Se encuentra en primer plano, iluminado del rostro.

Al igual que Ida, tiene mucho aire alrededor suyo. En el caso del hijo de Szimon, se encuentra arriba y a la izquierda, aunque también detrás. Esto nos puede decir que él también tiene un pasado que lo persigue, que, como lo descubrimos después, posiblemente sea el hecho de que sea un asesino. El plano dura 33 segundos.

 

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 5.19.51 p.m.23. El último plano de la secuencia consiste de una toma general de tanto Ida como el Hijo de Szimon cerca de las escaleras del hotel. La posición de los personajes denota la relación de poder. El campesino está planteando cosas injustas a Ida, pero ella no puede hacer nada más que aceptarlo. Ella es religiosa, después de todo.

La posición de la cámara, que los ve desde abajo, hace evidente el tamaño de las personas a comparación de lo que se encuentra alrededor. Más que nada, el aire está mucho más presente. No sólo detrás de los personajes, pero también ahí, arriba, a la izquierda, a la derecha, incluso por delante de los personajes. Además, como puede parecer evidente, los dos personajes están sólos en el espacio. La soledad y la ausencia están ahí. Y el hijo de Szimon quiere que se olviden de todo. El plano dura 31 segundos.

Conclusiones (interpretación):

La ausencia es un tema que está presente en todos los aspectos de la película. En la narrativa es evidente, pero también se puede ver en la forma de la película. En las personas que habitan los espacios, en el aire alrededor y por detrás de los personajes. En este sentido, nuestra hipótesis es correcta, al menos en la secuencia que seleccionamos para analizar. Las imágenes de la película reflejan los temas principales de la película. Los sentimientos de los personajes, su relación con la soledad del pasado, la ausencia de los seres queridos, es apreciable en la forma de la cinta.

Otra de las cosas que encontramos, al analizar la secuencia, es la posición de poder que cada uno de los personajes tiene dentro de los cuadros. Ida y Wanda hacen una pareja que investiga, pero en momentos, Wanda es más activa que Ida, y, en un momento, Ida toma las riendas de la acción. Extrañamente, el personaje activo es el que se convierte en personaje secundario de la narrativa. Mientras Wanda es la que se pelea, la que habla, la que se mueve, la historia se trata de Ida. Sin embargo, cuando Wanda se paraliza, hasta cierto punto, por el recuerdo de la ausencia, y la película comienza a contar su historia, Ida se vuelve más asertiva, lidiando con los problemas, como el hijo de Szimon. De esto no teníamos tanta idea, pero qué bueno que lo encontramos, ¿no?

Bibliografía

  • Colodro, Max. (2012) Ontología de la ausencia: la metáfora en el horizonte de la desconstrucción. Chile: Editorial Cuarto Propio
  • Gross, Terry (13 February 2015). “‘Ida’ Director Made Film To ‘Recover The Poland’ Of His Childhood”. Fresh Air. National Public Radio (NPR).
  • Pawlikowski, Paweł (21 November 2014). “How we made ‘Ida’: Paweł Pawlikowski on the journey from script to film”. The Guardian.
  • Fuller, Graham (May–June 2014). “Review: Ida”. Film Comment.
  • Levine, Sydney (January 8, 2015). “Interview: Dir. Pawel Pawlikowski on His Oscar-Shortlisted Film ‘Ida'”. IndieWire.
  • Heuring, David. (2014) “Variety’s 10 Cinematographers to Watch: Ryszard Lenczewski and Lukasz Zal – ‘Ida’ Duo Turned Heads With Atypical Framing”. Variety.
  • Stein, Sophia (28 May 2014). “Pawel Pawlikowski’s Haunting IDA”. Cultural Weekly.
  • Denby, David (27 May 2014). “‘Ida’: A Film Masterpiece”. The New Yorker.

 

Anexo:

https://drive.google.com/open?id=0B4ZqsduSx2vldVRBVldlWjF5akU

 

Un pensamiento en “La ausencia reflejada en los espacios vacíos en Ida de Pawel Pawlikowski

  1. Bonito epígrafe..
    Buena introducción, muy completa y de fácil lectura, interesante.
    aire ¿espacio negativo?
    ausencia, el vacío y/o la austeridad. ¿es lo mismo?
    Muy interesante, pero me llama la atención que en ningún momento definen la ausencia como idea, su importancia y sentido para una narrativa..
    Muy bien por colocar los fotogramas
    Muy buena descripción de los cuadros
    Este es un análisis sinecdóquico que pretende estudiar el todo por su parte
    También pudo ser un estudio de la importancia significativa y simbólica del espacio negativo
    destacar no solo el espacio negativo, sino su encuentro con el close up a partir del montaje para construir un espacio que mira hacia fuera e inmediatamente hacia dentro del personaje, la conjugación de ambos crea un lugar significativo muy poderoso que invita a mirar al personaje como bidimensional, y en este sentido a explorar su condición emocional y su lugar en el mundo… rebonito.
    Si tuviéramos más tiempo podríamos trabajar sobre sus conclusiones, que me parece dejan fuera elementos fundamentales de una discusión sobre el montaje y la composición con dispositivos para contar historias, creo que ahí está lo potente del trabajo, más haya de decir si nuestra hipótesis es correcta o no.
    Sería bien interesante que la reflexión final también navegara por los caminos que va construyendo su epígrafe “seguimos mirando a través de los cristales de una época, buscando los destellos inteligibles de un mundo cada día más ajeno e inabarcable” ahí hay mucho material para orientar la mirada… el cuadro como espejo desde donde se mira un lugar inaprensible, o al menos ajeno, pero muy cercano… y demás
    Buen trabajo… nada más me hubiera gustado ver más referencias en el texto de las lecturas que utilizaron. Felicidades

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s